«

»

Ago 23

Reseña: El aliento de los dioses

El aliento de los dioses.

Portada el aliento de los dioses

Autor: Brandon Sanderson

Editorial: Nova

Páginas: 717

Contraportada y sinopsis:

El aliento de los dioses o Wardbreaker, segunda novela de Brandon Sanderson, es una rara avis de la fantasía épica: una narración completa en un único volumen, con toda la imaginación, la aventura, la magia y los entrañables personajes a los que este autor, destinado a heredar el trono de todo un género, nos tiene acostumbrados. No en vano ocho millones de lectores en todo el mundo ya son fieles seguidores de su trayectoria.

Hace años, el monarca de Idris firmó un tratado con el reino de Hallandren según el cual el rey Dedelin enviaría a su hija mayor, Vivenna, para casarse con Susebron, el rey-dios de Hallabdren. Vivenna ha sido adiestrada durante toda su vida para ser una novia adecuada para Susebron y así cumplir con su deber y ayudar a forjar una paz estable entre los dos reinos. Ese era el plan, pero el monarca de Idris envía a su hija Siri, desobediente e independiente, en lugar de Vivenna.

Mientras intenta encontrar su lugar en la corte de Susebron, Siri descubre la verdad oculta sobre el rey-dios. En Idris, Vivenna se siente intranquila y teme que su hermana no esté preparada para esa nueva vida, por lo que decide viajar a Hallandren. Allí se reúne con la gente de Idris que trabaja en la capital, T’Telir, y comienza una nueva vida de espionaje y sabotaje. El plan de Vivenna es rescatar a Siri, aunque tal vez esta no necesite ni desee ser salvada.

Reseña:

El prólogo del libro está protagonizado por Vasher, un personaje que pasará un poco desapercibido al comienzo. Es una breve toma de contacto con la magia de la novela, para adaptarse a ciertos términos (despertadores, elevaciones, alientos…)

Tanto Siri como Vivenna nos presentarán el punto de vista del pueblo de Idris, una nación al borde de la guerra con Hallandren (capital de T´Telir), un pueblo que ve todo lo relacionado con la magia que se usa en Hallandren como blasfemo.

Por otro lado tenemos el punto de vista de un dios de Hallandren, Sondeluz que tampoco nos proporcionara una información demasiado fidedigna de su pueblo, pues vive aislado entre la ostentación propia de alguien con su rango.

La narración es buena, fluida y entretenida, parándose lo justo y necesario en los apartados técnicos de la magia y del pasado de las naciones enfrentadas.

Todo lo relacionado con el clero y la política de Hallandren es un caos, principalmente porque viene desde el punto de vista de Siri y Vivenna, que no están acostumbradas a ese nuevo mundo. Pero también con la finalidad de aumentar la intriga que baña los acontecimientos de la novela.

La magia expuesta en el libro me parece novedosa y llena de interesantes matices, uno de sus puntos más fuertes.

Me sorprendió el final, no vi venir algunos de los acontecimientos y eso que todos encajan con la trama sin desentonar ni un ápice.

En general me pareció una gran novela del género de fantasía, que recomiendo a todos.

A partir de este punto spoilers importantes.

Personajes:

Siri: Hija pequeña del rey de Idris, creció libre de cargas, pues todos los puestos importantes los ocupaban sus hermanos. Su padre, sin previo aviso, la manda a cumplir con el deber matrimonial de su hermana Vivenna con el rey dios de Hallendren, en una estratagema política un poco descabellada. Se ve envuelta en las intrigas de la corte de Hallendren y de los sacerdotes que sirven a los dioses, en especial entre Dedos Azules y Treledess los dos sacerdotes más importantes que sirven directamente al rey dios.

Vivenna: Sin saber exactamente sus propias motivaciones ,corre tras su hermana para rescatarla de la corte de Hallendren, lo que no sabe es que sus sentimientos le piden que haga algo más, pues no es capaz de aceptar haber dejado de ser “importante”. En su camino se encontrará con el grupo de mercenarios de Dent que la acompañarán durante buena parte de la trama, hasta que se cruce en el camino de Vasher, el enemigo de los mercenarios, que le dará un nuevo enfoque a su situación en Hallandren.

Sondeluz el Audaz: Un dios retornado de Hallandren, vive rodeado de lujos y sin preocupaciones, se esfuerza por aparentar ser un dios inútil y pone en duda su propia divinidad ante sus sirvientes y su sumo sacerdote Llarimar. Casi obligado por sus sueños proféticos y por otros dioses como Encendedora, acaba viéndose envuelto en las intrigas políticas de la corte y descubriendo cosas que estaban perdidas en su memoria olvidada, previas a su renacer.

Vasher: Individuo misterioso, aparentemente intenta evitar la guerra, pero sus intenciones tras sus movimientos no quedan demasiado claras hasta que la trama va avanzando. Formara parte de todo el revuelo, con sus poderes y su espada “Sangre Nocturna” como principales aliados y acabará enfrentándose a sus fantasmas del pasado, al encontrarse con su viejo amigo Dent.

Dent: Su papel puede ser considerado secundario, pues en ningún momento se narra a través de su perspectiva, pero su pasado con Vasher, su encuentro con Vivenna y sus acciones con los sacerdotes y con la política de Hallendren, hacen que sea un personaje de gran relevancia.

Valoración:

Imagen 9 stars

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies